Correr en primavera. Parte 2

Ayer comentábamos algunos consejos para correr o hacer running en primavera si éramos alérgicos. Hoy daremos unos consejos generales para practicar deporte evitando lesiones y resfriarnos a causa del tiempo cambiante.

  • Si corremos para estar sanos debemos tener en cuenta otras precauciones. A medida que nos vamos adentrando en la primavera las horas centrales del día se vuelven más calorosas y los rayos del sol inciden con más fuerza. Si este es el horario en el que puedes hacer deporte y no puedes cambiarlo; entonces tomaremos precauciones: debemos utilizar un protector solar, gorra y gafas de sol para mantener a salvo todas las partes de nuestro cuerpo sensibles a la radiación solar.

 

  • Mantener una temperatura adecuada y constante en nuestro cuerpo. Como ya hemos comentado en muchas ocasiones, es importante hacer un buen calentamiento, donde movilicemos las articulaciones, estiremos los músculos y nuestro cuerpo coja la temperatura adecuada para evitar lesiones durante el entrenamiento. En primavera, los cambios de tiempo son más acusados por lo que en el calentamiento llegaremos antes a la temperatura adecuada pero también nos enfriaremos con facilidad.

  • ¿Qué ropa nos ponemos? Ancha y transpirable, en esta época sudaremos con más facilidad y necesitamos que el sudor se seque lo antes posible para evitar quedarnos fríos de golpe.
  • Por supuesto, mantenernos hidratados es clave en nuestro entrenamiento. Por ello, debemos beber antes, durante y después del ejercicio, para reponer los líquidos que perdemos.

¿Qué consejos aportarías? ¿Cuál es tu rutina para practicar running?

Anuncios

Correr en primavera

La primavera, esa estación en la cual la vida comienza a despertar, las flores comienzan florecer, los árboles echan hojas… y los que padecen de alergias comienzan a pasarlo mal.

Si eres de los que practican el running al aire libre y además eres alérgico te damos algunas opciones:

  • Conoce cuáles son los alergenos que te afectan e intenta localizarlos en el mapa. De esta forma, si eres alérgico a una planta o flor concreta con evitar esas zonas en nuestro recorrido podría valer.
  • De igual modo, intenta hacer un horario marcando los tiempos en los que tus alergenos están más presentes, de esta forma, marcaremos un lapso de tiempo a evitar.

  • Si nuestra alergia no es muy grave, podremos seguir corriendo al aire libre, pero recuerda llevar más bebida para evitar que las mucosas se nos resequen demasiado, así que ya sabes, mantente hidratado.
  • Si estás tomando antihistaminicos, cuidado con la somnolencia que producen, intenta practicar el running habiendo descansado correctamente.
  • Una mascarilla también nos podría ayudar a evitar el contacto aereo con los alergenos, no queda muy bonito, pero puede ser una solución en los días en los que veamos que los picos de alergenos suben. Se pueden consultar estos datos en internet, normalmente, las web de las comunidades autónomas lo tienen.

  • Si tu alergia es muy grave, te recomendamos correr en un gimnasio; puede ser menos bonito pero … puesto que en esta estación no vas a poder disfrutar del aire libre, al menos sigues entrenando.