Evita rozaduras al correr por la playa

Durante el verano uno de los mayores placeres es correr por la playa, ya escribimos al respecto una entrada con consejos para evitar lesiones y problemas físicos. Esta vez nos queremos centrar en las rozaduras ocasionadas por el cúmulo de elementos que su juntan en la playa, arena, la sal del agua y el sol son un caldo de cultivo perfecto para acabar nuestro entrenamiento con rozaduras sino somos precavidos.

Lo primero que debemos hacer antes de correr es darnos una ducha para quitarnos toda la arena y sal que tengamos en nuestro cuerpo. El roce continuo de la carrera en muslos, axilas y la zona del bañador puede acarrear importantes heridas causadas por las rozaduras. Sigue leyendo