Abdominales para un vientre plano. Nivel intermedio

¿Quieres definir tu abdomen? Te contamos algunos ejercicios de abdominales muy sencillos que puedes hacer en tu casa para conseguir un vientre plano y definido. Con ellos, mejoraremos nuestro tono muscular. Si queremos estar completamente en forma, debemos complementar estos ejercicios con 20 minutos en bici estática o media hora andando, por ejemplo, para ejercitar y tonificar todo nuestro cuerpo. ¡Comencemos!

Nivel intermedio

Toca la punta de los pies

Partimos de una posición inicial donde nos encontramos tumbados en el suelo; llevamos las piernas a la verticalidad, una vez están bien estiradas, hacemos un pequeño encogimiento de tronco y estiramos los brazos para llegar a tocar los pies. Debemos hacer dos series de 10 ejercicios.

Bicicleta

Al igual que en el ejercicio anterior, partimos de una posición inicial donde estamos acostados boca arriba. A continuación elevamos un poco el torso, hasta la altura de las escapulas, las manos se van detrás de la cabeza y mantenemos la espalda firme. Toca con tu codo derecho la rodilla izquierda, y viceversa. Hacemos dos series de 10 ejercicios.

Tijeras

Acostados con la espalda bien pegada al tatami o a la colchoneta, llevamos las piernas a la verticalidad, las manos y los brazos a lo largo del tronco; las piernas se alternan para tocar con los dedos del pie el suelo. Hacemos dos series de 20 cada una.

Anuncios

Recuperar la figura. Parte 2

Las navidades con sus copiosas comidas, enero con los Reyes Magos y los restos de turrón, febrero con San Valentín y sus bombones y cenas…y llega marzo, comienzan a florecer los árboles, un par de días de buen tiempo… y aún no hemos comenzado con los propósitos de año de nuevo de ponernos en forma y, sin embargo, si que hemos aumentado los kilitos. ¿Te suena?

Tanto si eras deportista antes de las navidades, como si es un propósito de año nuevo, debemos concienciarnos de que ponernos en forma no es resultado de una fórmula mágica, si no de volver a una rutina de alimentación sana y equilibrada, mientras practicamos deporte para mantener nuestro cuerpo en forma.

En el artículo anterior comentábamos las claves de una alimentación sana como parte esencial de asumir hábitos saludables y recuperar la figura perdida en los excesos y el sedentarismo.

Comienza un entrenamiento equilibrado

¿Perder peso corriendo?

Es posible claro, si no eras deportista, es importante hacerte un chequeo médico y que un entrenador te haga una tabla de iniciación al running adecuada a tu forma física, lesiones y horarios laborales.

Si ya eras deportista, recuerda introducir cambios en tu entrenamiento. Si corremos siempre igual, el cuerpo termina por volverse eficiente y quema menos calorías. Algo muy útil en la época en la que ser eficiente energéticamente era básico para sobrevivir, pero ahora, si queremos menos eficiencia y más pérdida de peso, debemos introducir, cambios y variantes en nuestras rutinas de ejercicio.

Por supuesto, otra clave es la intensidad del entrenamiento, si la aumentamos, aumentará la quema de calorías de nuestro metabolismo basal. Ahora, este cambio debemos consultarlo, para evitar lesiones o ser contraproducentes con nuestro objetivo.

¿Nos ponemos en forma?

 

Recuperar la figura

Las navidades con sus copiosas comidas, enero con los Reyes Magos y los restos de turrón, febrero con San Valetín y sus bombones y cenas…y llega marzo, comienzan a florecer los árboles, un par de días de buen tiempo… y aún no hemos comenzado con los propósitos de año de nuevo de ponernos en forma y, sin embargo, si que hemos aumentado los kilitos. ¿Te suena?

Tanto si eras deportista antes de las navidades, como si es un propósito de año nuevo, debemos concienciarnos de que ponernos en forma no es resultado de una fórmula mágica, si no de volver a una rutina de alimentación sana y equilibrada, mientras practicamos deporte para mantener nuestro cuerpo en forma.

Las dietas milagrosas, los ejercicios en los que estás en forma en tiempo récord o las pastillas para adelgazar, no son adecuados. Según nuestro caso personal, debemos consultar al especialista que mejor resuelva nuestras dudas: médico, nutricionista o entrenador. Se trata se crear hábitos saludables, de forma, que los mantengamos en el tiempo; si no, tras alcanzar nuestro objetivo, volveremos a comer de forma inadecuada o a no realizar deporte.

Comienza una alimentación equilibrada

La alimentación es clave, volver a una dieta equilibrada rica en: fruta, verdura, carne, pescado, carbohidratos, etc. siempre adaptándola a nuestra circunstancia particular.

¿Consejos para ayudarte a perder peso?

  • Bebe mucha agua, más o menos dos litros al día.
  • Haz todas las comidas, si te saltas alguna, terminarás por comer en exceso en las siguientes.
  • Reduce el consumo de chuches, snaks, etc. si tienes hambre es mejor consumir una pieza de fruta o un bocadillo.
  • En la medida de lo posible, introduce productos desnatados e integrales. La fibra es muy importante en la dieta, en cuanto, a los productos desnatados, es la mejor manera de bajar el consumo de grasas, sin perdernos alimentos interesantes como el yogur o la leche.
  • Reduce el azúcar y la sal de tu dieta. Evitarás tener la tensión alta o subir peso por un exceso de azúcar (sobre todo de refrescos).
  • Come de todo: la dieta debe ser equilibrada y variada.

¿Quieres saber los consejos para entrenar? El lunes volvemos.