Chi Kung: cuerpo y mente

A menudo escribimos sobre la importancia de cuidar y ejercitar nuestro cuerpo; de igual forma, deberíamos hacerlo con la mente para aliviar las tensiones del día a día.

  • ¿Qué es el Chi Kung? Hace referencia a la práctica corporal formada por suaves movimientos físicos, ejercicios respiratorios y concentración mental que surgió en China hace más de 4.000 años con el fin de fortalecer el organismo a nivel físico, mental y espiritual.
  • ¿Qué significa Chi Kung? Chi es la energía vital de todos los elementos de la naturaleza, incluidos los seres humanos. Kung describe el trabajo constante y la habilidad adquirida tras un periodo de tiempo. Chi Kung, por tanto, se traduce por el cultivo y la práctica de la movilización consciente de la energía por el interior del cuerpo.
  • Historia del Chi Kung: Su origen se remonta a hace más de 4000 años pero no será hasta 2000 años después bajo el mandato del emperador amarillo Huang Ti hace aproximadamente 2.000 años, cuando se integra en la medicina tradicional china.
  • ¿Cómo se practica? La esencia del chi kung es la sincronización armónica de los tres procesos vitales: cuerpo, mente (corazón) y respiración. La práctica de esta terapia requiere, a su vez, de tres pasos. El control del cuerpo es la relajación de cada uno de sus músculos, ayudado por los siguientes pasos. El siguiente paso es regular la respiración hasta que consigamos que se realice de forma constante y tranquila. A la hora de practicar este proceso, el chi kung recomienda la utilización de ocho palabras clave: Sosegada, Suave, Profunda, Larga, Continua, Uniforme, Lenta y Delicada. En último lugar, el control de la mente, si logramos controlar la respiración y relajar nuestro cuerpo, la mente nos acompañará, encontrando la paz. La práctica del chi kung o qi gong puede ser tanto estática como en movimiento. En cualquiera de los dos casos, es muy importante estar bien apoyado, es decir que nuestro cuerpo esté en una posición equilibrada y en contacto firme con el suelo.
Anuncios

Chi Running

Chi Running, una nueva tendencia

La mezcla entre Tai chi y running: tomar consciencia del cuerpo

  • ¿Qué es y cuándo surge el Chi Running?

El ChiRunning nace en 1999 de la mano del estadounidense Danny Dreyer. Descubrió que algunos de los principios por los que aboga el Tai Chi podían ayudarle a conseguir sus objetivos en el running y las carreras; desde la necesidad de un enfoque más consciente y responsable con nuestro cuerpo, desarrolla la teoría de esta técnica introduciendo principios como la eficiencia del movimiento, la flexibilidad y la relajación, propias del Tai Chi, al running.

  • Sus comienzos

El Chi Running está en boga en Estados Unidos, es una de las tendencias más influyentes pues ofrece un planteamiento consciente para un running más eficiente. De esta forma, unimos mente y cuerpo para conseguir los beneficios del deporte sin tener dolor o generar lesiones.

  • ¿Cómo lo definen algunos de sus entrenadores?

“El ChiRunning combina la concentración interna y el movimiento fluido del Tai Chi con la potencia y la energía del running para dar como resultado una forma de correr más eficiente energéticamente”. asegura Rebecca Smith, entrenadora de Chi Running. “De esta forma, la combinación de Tai Chi y Running, dos disciplinas tan aparentemente tan diferentes, tiene como objetivo hacer la carrera más consciente, disfrutando del proceso. Así, tomas consciencia de tu cuerpo y de todos tus movimientos, para canalizar mejor la energía y evitar lesiones.”

“Es una forma mucho más fácil y benigna de correr”, explica Rafael Izquierdo-y añade- “El ChiRunning persigue dos objetivos: evitar lesionarse y evitar esforzarse. Es decir, ser lo más eficiente posible para que correr no sea muy cansado. Con la incorporación de aspectos del Tai Chi lo que se busca es técnica de carrera, es decir, se incorporan elementos que te van a ayudar a correr mejor”.

  • ¿Qué aporta el Tai Chi al running?

Cuando practicamos running nuestra concentración nos crea una sensación de burbuja frente al mundo. Con la introducción del Tai Chi conseguimos generar una mayor conciencia de nosotros mismos, llegando a la meditación; de esta forma, no solo obtenemos beneficios físicos si no que ganamos en fortaleza mental.