El método Kayla

¿Deseas tener un cambio drástico en tu cuerpo en tan solo 12 semanas? ¿Piensas que solo está a la alcance de las modelos? ¿Te parece una completa locura? Tranquila, Kayla Itsines, una entrenadora autraliana de tan solo 24 años, te da las claves para convertir en real lo imposible. En su libro Bikini Body Guide, puedes encontrar entrenamientos en forma de circuito y dietas saludable.

¿A qué se debe la fama que ha ganado esta joven? La Bikini Body Guide es una guía de 100 páginas que publicó hace no mucho. Si antes las cosas se ponían de moda mediante el “boca a boca”, ahora, y con la época de las nuevas tecnologías, la red social de fotografías Instagram ha sido decisiva para que se haya hecho famosa en todo el mundo. En el enlace que he puesto, tenéis acceso al perfil de Kayla donde pone fotos de aquellas mujeres a las que ha ayudado a ponerse en forma.

Sigue leyendo

¿Qué es el Electrofitness?

El Electrofitness son sesiones de entrenamiento que combinan un trabajo físico con una electroestimulación dada por un traje compuesto por 20 electrodos aproximadamente. De esta manera nuestro músculo se ve altamente implicado en cada movimiento y los estímulos son regulados por un aparato conectado al traje mediante cables. Seguramente pensarás que muchos ejercicios se verán limitados, pero no es así. Puedes realizar todo tipo de movimientos multiarticulares típicos de un entrenamiento. También se puede regular la intensidad, por lo que el Electrofitness es un método de trabajo bastante personalizado.

Resultado de imagen de electrofitness

Sigue leyendo

Los mandamientos del runner

running

1. No te pondrás metas inalcanzables

Correr como cualquier deporte es un proyecto a largo plazo. Lo más importante es seguir un entrenamiento que tenga en cuenta nuestra forma física inicial, lesiones y nuestros objetivos. Entrenar supone que cada parte de nuestro cuerpo debe adaptarse a una nueva forma de vida: nuestro corazón, nuestros pulmones, cada músculo… por ello, no debemos ponernos objetivos que son imposibles de seguir y entender la constancia como el principio básico.

Sigue leyendo

¿Acortar la zancada?

Ventajas e inconvenientes de acortar la zancada

La semana pasada hablamos sobre el concepto de frecuencia de paso óptima, ésta se define como el número de pasos por minutos en el que nuestro cuerpo economiza el movimiento y la energía. Si quieres saber más aquí te dejamos el link del artículo.

Sigue leyendo

La frecuencia ideal para caminar

  • ¿Qué es la frecuencia ideal para caminar? Es el número de zancadas en el cuál nuestro cuerpo consigue la economía en los pasos.
  • ¿Cómo se llega a conseguir la frecuencia ideal? Los investigadores han demostrado que cuando realizamos una tarea repetidamente, correr, marcha deportiva o caminar, nuestro cuerpo se adapta a la frecuencia para ser energéticamente eficiente.

Sigue leyendo

Consejos para correr en verano. Parte 4

Ya casi podemos oler el verano, el buen tiempo nos invita a salir de los gimnasios y correr al aire libre, pero debemos ser precavidos.

  • Aprovecha los días más calurosos para complementar tu entrenamiento. Los días en los que se hagan difícil o imposible salir a correr, lo mejor que podemos hacer es aprovechar para realizar ejercicios que complementen nuestro entrenamiento, como estirar, calentar o trabajar los abdominales, brazos y piernas con otros ejercicios.
  • Recuerda que la prehidratación es muy importante. “La prehidratación es fundamental en el sentido de poder entrenar al nivel que queremos, pero no debemos perder de vista el recuperarnos una vez finalizado el ejercicio”, señala el entrenador personal Javier Ayúcar. Una forma de saber la cantidad aproximada de líquido que debemos reponer es pesarse antes y después de correr y beber al finalizar en una proporción de un litro por kilo perdido durante el entrenamiento.. “Además hay que tener en cuenta que el exceso de sudor puede provocar la pérdida de sales minerales por lo que es muy recomendable, casi obligatorio, tomar algún tipo de sales minerales y/o bebidas isotónicas”, añade Vicente Úbeda.
  • Mira complementos que puedan serte de utilidad: por ejemplo, una mochila de hidratación puede ser muy interesante pues nos facilita beber y que no se nos olvide. Otro complemento puede ser un pulsometro ayudándonos a verificar si las pulsaciones son las adecuadas.Sobre todo no te olvides de escuchar a tu cuerpo, haces deporte para mejorar tu salud y estado físico, por ello, debemos cuidar de no dañarlo en el proceso, si te encuentras mal aunque el aparato diga que los parámetros son normales, para y evalúa la situación.

¿Cuáles son tus trucos para correr en verano?

Cómo entrenar los abdominales oblicuos y su beneficio en la carrera

Para correr adecuadamente necesitamos que todos los músculos estén en plena forma, solemos centrar nuestra atención en las piernas, pero los músculos del abdomen también son clave para conseguir un resultado óptimo. Si no hemos entrenado esta parte de nuestro cuerpo, los músculos llegarán fatigados haciéndonos perder el ritmo y empeorando nuestras marcas.

  • El abdomen

La musculatura abdominal está compuesto por el abdomen recto, el abdomen transverso y los oblicuos (interno y externo). Éstos últimos son muy importantes pues nos crean una especie de malla o faja que comprime y sujeta la zona abdominal, dando estabilidad y fortaleza a nuestra zona troncal.

  • Abdominales oblicuos en la carrera

Para trabajar estos músculos se hace una torsión de cadera de un lado y el hombro del lado contrario, este movimiento es el que repetimos al correr, por ello, para entrenar o competir adecuadamente, debemos entrenar estos músculos. Antes de entrenar o competir debemos calentar, trabajar y estirar todos los músculos de nuestro cuerpo, pues, al final implicamos a todos en la carrera. Prestaremos especial atención a los más implicados, por eso, te dejamos unos ejercicios con los que entrenar los abdominales oblicuos.

  • Ejercicios

· Abdominales cruzados (un codo toca la rodilla contraria)

· Plancha con un solo pie (aguantar con los antebrazos y solo un pie en el suelo)

· Plancha lateral y subir-bajar (de lado apoyados sobre un antebrazo, levantar la cadera y bajarla sin llegar a tocar el suelo).

Estiramientos antes del running

El calentamiento constituye una parte muy importante del entrenamiento; en él preparamos a nuestro cuerpo para la actividad física, ya sea de baja, media o alta intensidad. Después de calentar, debemos realizar una serie de estiramientos, este paso es necesario realizar este paso para evitar lesiones. Nunca debemos forzar ningún ejercicio, poco a poco iremos ganando en flexibilidad.

  • Isquiotibiales: Partimos de una posición inicial donde tenemos una rodilla apoyada en el suelo mientras la otra está estirada hacia delante, nos inclinamos hacia ésta suavemente. El tiempo de estiramiento es de 15 o 20 segundos.
  • Cuádriceps: éste músculo soportará la mayor parte de la carga de nuestra carrera, por ello, cuando termines de entrenar, estíralo en primer lugar. Desde una posición inicial de pie, cogemos nuestra pierna y la llevamos hasta el glúteo. Igual que el anterior el tiempo estimado es de 15 a 20 segundos.
  • Sóleo: los calambres típicos en el pie es por falta de potasio y por no estirar bien este músculo. Debemos traccionar el pie hacia nosotros para tensar la planta del pie, para ello, nos sentaremos con la rodilla flexionada.
  • Aductores: desde una posición erguida del cuerpo nos acercamos las rodillas al suelo de forma suave y progresiva. Cuando las plantas de los pies contacten entre ellas, llevarás el talón hacia ti. Mantenemos la posición unos 20 segundos.
  • Psoas: para los runners es uno de los músculos más importantes. Partimos de una posición inicial donde tenemos una rodilla en el suelo,  con la pierna semiestirada, mientras que la otra pierna la tendrás delante con el pie y la rodilla a la misma altura. Baja un poco la cadera, de forma suave y progresiva. De 15 a 20 segundos por pierna.
  • Gemelos: con la pierna auxiliar flexionada, pero con la que vas a estirar, ahora totalmente estirada delante de ti. 15 segundos por pierna.

Cómo recuperarse tras un entrenamiento intenso

Tras una carrera o un entrenamiento de alta intensidad, debemos tomarnos en serio la recuperación y el descanso para que nuestro cuerpo asimile el ejercicio y repare los daños.

Si vamos a tener una sesión de alta intensidad el día siguiente debemos planificarlo como una sesión de entrenamiento recuperadora. Esto significa centrar nuestra atención en ayudar a la circulación sanguínea para favorecer la reparación de los tejidos dañados el día anterior y la correcta oxigenación de los músculos. El objetivo principal es hacer una sesión que equilibre a nuestro cuerpo..

  • Debemos estar en calma. En primer lugar, realizaremos un calentamiento y estiraremos nuestros músculos adecuadamente, para iniciar una movilidad muscular. Luego podremos practicar la marcha o trotar muy suavemente.
  • Escucha a tu cuerpo. El segundo paso, es controlar nuestra mente y las ganas de entrenar duro, lo importante es ecuchar a nuestro cuerpo, nos marcará el ritmo y nos informará de posibles lesiones o sobrecargas.
  • Olvida los aparatos tecnológicos. En el día de recuperación no importan los tiempos o los kilométros, lo importante, es ayuda a nuestro cuerpo a reparar los daños y eliminar el ácido láctico de nuestros músculos. La recuperación es en lo único en lo que pensar mientras corres realizando estas sesiones.

Si nos tomamos en serio el día de la recuperación volveremos a estar al 100% al día siguiente.

¿Cuáles son tus recomendaciones?

Los malos hábitos del runner

Tanto si somos novatos como si ya llevamos unas cuantas carreras a nuestra espalda, debemos cuidarnos de no caer en malos hábitos. Te dejamos algunos de los más comunes. ¿Has realizado algún mal hábito? ¿Cómo te diste cuenta? ¿Cómo lo solucionaste?

  • Diario de entrenamiento: es importante tener un diario o un calendario donde se refleje nuestro plan y podamos anotar las cuestiones relativas a él. Su misión principal es la de analizar si está funcionando o no el plan de entrenamiento. ¿Qué debemos anotar? Los kilómetros recorridos, el tiempo, el ritmo y posibles incidencias o las sensaciones que nos produce entrenar.
  • Monotonía. Si te aburres dejaras de correr o lo harás peor. Por ello, los planes de entrenamiento no deben ser repetitivos en exceso, o quizás se deba a un momento concreto de tu vida; olvídate del plan un par de días y sal a correr por donde más te guste, para despejar la mente y volver a conectar con este deporte. Después deberemos adaptar el plan para que vuelva a motivarnos.
  • Los días de descanso. Si quieres progresar como atleta debes tomarte este aspecto muy en serio, no respetar los días de descanso no nos hará alcanzar nuestro objetivo más rápidamente; por el contrario nos puede provocar lesiones y desmotivar. Los días de descanso sirven para que el cuerpo asimile el ejercicio realzado, se recupere y regenere, volviendo al estado ideal. Deberías dedicar mínimo un día a la semana a descansar, dependiendo del nivel de tus entrenamientos y tu forma física. Cuida tu alimentación e hidratación, factores muy importantes para conseguir una correcta recuperación.
  • Escucha a tu cuerpo. Con el Chi Running lo hemos comentado mucho, es muy importante estar en contacto con nuestro cuerpo y escucharlo activamente, él nos dice si necesitamos un descanso o si nos estamos lesionando.