Atletas de oro españoles

El atletismo no es que sea precisamente el deporte más practicado en España, y por tanto, eso tiene unas consecuencias directas en su profesionalidad: Hay poca demanda.

Es una pena porque cada cuatro años todos y todas nos pegamos a la televisión para vivir los Juegos Olímpicos, donde el atletismo es el deporte rey. Ya puede llegar el Dream Team de Jordan o Micheal Phelps nadando, pero lo que queda para el recuerdo es sobre todo, el que se lleva el oro en la maratón o los 100 metros lisos.

Pero España también ha tenido sus héroes de pantalón corto y playeras deportivas. Concretamente, ha habido dos medallistas de oro en Juegos Olímpicos, y los dos en la misma edición: Barcelona 92.

Daniel Plaza

plaza1

Daniel Plaza puede permitirse el lujo de decir que fue el primer medallista de oro en los Juegos Olímpicos del atletismo español. El deportista catalán consiguió el primer puesto en los 20 kilómetros marcha, siendo un ejemplo para generaciones posteriores que han seguido la estela de Plaza.

Esa medalla de oro fue la única que consiguió en una gran competición, ya fueran Juegos Olímpicos, Mundiales o Europeos. Una muestra de que en 1992, las subvenciones a los deportistas fueron más y mejores y dio unos resultados inmediatos. Si se trabaja desde la base, el éxito es cuestión de tiempo y paciencia.

Fermín Cacho

fermin-cacho

Un nueve de agosto, Fermín Cacho reventaba la maldición del atletismo e incluía el nombre de España entre los países con medallero dorado en la pista. Fue en una de sus modalidades favoritas, los 1500 metros. Lo increíble de todo es que no fue su mejor marca en este estilo. Eso llegó en Zúrich en 1997, dejando su marca en 3 minutos y 28 segundos, aún record de la Federación española.

Pero no solo esa hazaña hace que sea considerado de los mejores –sino el mejor- de los atletas españoles de todos los tiempos. Dos años después en Helsinki, Cacho se proclamó campeón de Europa en 1500. En su haber quedarán un total de 8 medallas entre mundiales, JJOO y europeos. Retirado en 1999, lo intentó en muchas otras categorías como 800 metros, 1000 o 3000, haciendo buenas marcas pero nunca triunfando como en su especialidad. Al final, todos tenemos en la cabeza a esos grandes atletas como Bolt o Micheal Johnson que ganan en cualquier categoría. Tal vez hay que empezar a esos superdotados como mitos del deporte.

 

Orlando Ortega, La nueva promesa del atletismo español

Este atleta de origen cubano se prepara para las olimpiadas de Rio de Janeiro y ha terminado la temporada como líder mundial de los 100 metros vallas.

orlando-ortega

El atleta Orlando Ortega

El mundial de Moscú fue un momento de inflexión para el deportista Caribeño, ya que tras acabar la Liga de Diamante de Londres donde quedó en quinta posición, decidió no volver a presentarse en representación de Cuba. Desde ese momento comenzó una lucha para poder recibir la nacionalidad española y poder competir representando a la roja y gualda.

El Consejo de Ministros decidió el día 24 de Julio de este año que se le concedería la nacionalidad española al atleta Orlando Ortega tras varias deliberaciones y unas cuantas sanciones por no presentarse a competiciones representando a la bandera cubana.

Esta fecha en la que le dieron la noticia de su nueva nacionalidad coincidía con el aniversario del fallecimiento de su abuela, uno de los motores más importantes que le empujaron al atletismo.

Desde ese momento ha estado entrenando y concentrándose junto a otros deportistas españoles en la provincia de Guadalajara y posteriormente se instaló en Ontinyent (Valencia), donde fichó por su actual club, el CAVA. “Es mi casa, su apoyo fue impresionante y ser uno más del equipo es un orgullo. Estoy muy agradecido”.

Ahora está en la residencia Blume de Madrid, donde se preparará para os Juegos Olímpicos de Brasil, y aunque aún tienen que pasar tres años para poder competir internacionalmente con España ese plazo se acaba justo antes una semana de la cita olímpica. Según sus propias palabras:

“estoy tranquilo en ese aspecto,tengo confianza en participar en Río e incluso en los Europeos previos porque no es una competición donde esté Cuba, pero habrá que verlo”.