El pentágono de la iniciación deportiva

Cuando nos referimos a la iniciación deportiva siempre nos vienen a la cabeza tres elementos indispensables que son el propio joven deportista – pieza fundamental –, los padres y los entrenadores. Esta relación triangular ha sido objeto de estudio a lo largo de los años, con intención de conocer cuáles son y deben ser las relaciones entre los tres vértices de la figura.

Sin embargo, en los últimos años se han introducido dos piezas más que resultan fundamentales para la comprensión y adaptación del deporte a los jóvenes que se inician en la práctica deportiva: los directivos y los árbitros, formando el pentágono de la iniciación deportiva (Dosil, 2004).

Y el hecho de referirnos a la relación entre estos tres componentes como una figura pentagonal tampoco está dejado al azar, sino que tiene una explicación: el pentágono está formado por una figura superior triangular donde los vértices están más cercanos entre sí (sería los padres, entrenadores y como parte superior y más importante de la figura los jóvenes deportistas). Por otro lado, en la parte inferior del pentágono se encuadrarían los árbitros y directivos, puesto que la relación es menos directa y continua (están más lejos del vértice superior) pero sí es relevante y esta influencia existe. Además, la relación final con los niños que se inician en el deporte pasa por los padres y entrenadores.

Sigue leyendo