¿Acortar la zancada?

Ventajas e inconvenientes de acortar la zancada

La semana pasada hablamos sobre el concepto de frecuencia de paso óptima, ésta se define como el número de pasos por minutos en el que nuestro cuerpo economiza el movimiento y la energía. Si quieres saber más aquí te dejamos el link del artículo.

Universidad de Wisconsin-La Crosse y J. Wellenkotterha ha realizado un estudio  donde llega a la conclusión de que si aumentamos nuestra frecuencia de pasos en un 5% el impacto sobre nuestro pie y las demás articulaciones implicadas de reduce hasta un 0,5%. Como ya hemos comentando en otras ocasiones las lesiones derivadas del entrenamiento suelen ser por ejercicios repetitivos con un impacto, en este caso, articular y muscular. Un porcentaje de 0,5% puede parecer poco decisivo, pero si lo multiplicamos por todas las veces que realizamos el movimiento, desde luego, se vuelve clave para reducir el riesgo de lesión. Asimismo, con el aumento del 5% de la frecuencia también conseguimos reducir el tiempo de contacto con el suelo, por tanto, aumenta nuestra velocidad.

¿Cuáles son los aspectos negativos del aumento de la frecuencia?

Al aumentar la frecuencia nos vemos obligados a reducir la zancada, lo que nos llevaría a ser más rápidos pero menos efectivos.

¿Cuándo es interesante este cambio de frecuencia?

Por una parte, en los entrenamientos los cambios de frecuencia nos ayudan a reducir el riesgo de lesiones repetitivas y a aumentar el gasto energético, por tanto, si nuestro objetivo es reducir el peso, es una buena estrategia. Por otra parte, si estamos recuperándonos de una lesión, siempre con el consejo de nuestro médico y entrenador.

 

Correr con lluvia. Parte 3

Tanto en invierno como en verano estamos expuestos a la lluvia durante nuestro entrenamiento. Un seguidor de nuestro blog que se está iniciando en el running, nos preguntaba sobre qué consejos o recomendaciones le podríamos dar para correr bajo la lluvia.

Consejos generales para correr con lluvia

  • Adapta tu ropa, elige la ropa en función del entrenamiento y el tipo de lluvia.
  • Lleva gorra para evitar el agua en la cara dificultado ver adecuadamente
  • Lleva tus objetos personales en un bolsillo estanco para evitar que la lluvia los dañe.
  • Protégete de las rozaduras, al tener la zapatillas y el calcetín mojado estamos más expuestos a sufrir ampollas y lesiones en la piel.
  • Lleva ropa reflectante, la lluvia es causa de menor visibilidad para evitar accidentes es mejor si llevamos un chaleco reflectante y ropa de colores llamativos para indicar nuestra posición.
  • Cuidado con aquellos terrenos que sean resbaladizos y nos puedan hacer caer al suelo.
  • El calentamiento y los estiramientos mejor a cubierto para conservar el calor corporal más tiempo.
  • Una vez en casa quítate la ropa mojada y cuida tu piel con cremas hidratantes tras la ducha y tu salud, un zumo de naranja por ejemplo. Lo más importante de practicar deporte es estar sano, así debemos cuidarnos antes, durante y después de cada sesión de entrenamiento.
  • Disfruta del paseo, al llover descubrirás que la mayor parte de la gente se ha ido a refugiar por lo que puedes conectar contigo mismo y el entorno más fácilmente.

¿Qué te ha parecido? ¿Qué consejos nos aportarías?

Correr con lluvia. Parte 2

Tanto en invierno como en verano estamos expuestos a la lluvia durante nuestro entrenamiento. Un seguidor de nuestro blog que se está iniciando en el running, nos preguntaba sobre qué consejos o recomendaciones le podríamos dar para correr bajo la lluvia.

En Ciudad

Ayer comentábamos algunos consejos y recomendaciones para correr bajo la lluvia en la ciudad o en el campo, si te lo perdiste aquí tienes el link.

  • En ciudad podemos elegir no llevar chubasquero, si no hemos conseguido uno que transpire perfectamente, pues al final el sudor se quedará dentro y terminaremos mojado igualmente. En montaña es obligatorio llevarlo pues las condiciones pueden volverse muy adversas, pero en ciudad tenemos la opción de refugiarnos en muchos lugares o incluso coger el transporte público para ir a casa si se vuelve muy fuerte la lluvia.
  • Si vas a participar en una carrera debes protegerte de la lluvia y el frío hasta el último momento para evitar que nuestros músculos se contraigan y luego nos produzcan lesiones. Por supuesto, debes llevar ropa preparada para la luvia y ropa de recambio para después de la carrera. Es mejor correr sin chubasquero pues nos impide el movimiento, pero ésta, será una cuestión muy personal.
  • Si vas a entrenar bajo la lluvia, quédate cerca del barrio, si se convierte en tormenta lo mejor es refugiarse en un portal o un bar si no has conseguido llegar a casa.
  • Cuidado con el terreno y los charcos, no vayas a sufrir una caída.

¿Qué consejos aportaríais?

Correr con lluvia

Tanto en invierno como en verano estamos expuestos a la lluvia durante nuestro entrenamiento. Un seguidor de nuestro blog que se está iniciando en el running, nos preguntaba sobre qué consejos o recomendaciones le podríamos dar para correr bajo la lluvia.

En campo o montaña

  • Si corres por el campo o montaña debes extremar tus precauciones, gracias a los dispositivos actuales de predicción del tiempo, podemos saber si nos vamos a enfrentar o no a una situación de lluvia y su intensidad, pudiendo decidir desde casa, si es prudente o no entrenar.
  • Lleva siempre  móvil y comprueba los puntos donde tienes cobertura. Este puede parecer un consejo obvio pero es necesario. Si la lluvia se vuelve más intensa o nos lesionamos, poder llamar para que nos recojan es clave para evitar una situación grave.
  • App de urgencias. Instalar esta aplicación no requerirá mucho espacio en tu dispositivo móvil y facilitará la labor dde los servicios de urgencias para encontrarte. Alpify mandará tu ubicación exacta a emergencias si necesitas ayuda.
  • Conoce bien el terreno. Es importante saber orientarnos, ubicarnos e identificar posibles refugios por si fueran necesarios. Cuanto más conozcamos el terreno mejor, pues en los momentos de necesidad ya es tarde para investigar, debemos poder tomar decisiones rápidas.
  • Si la lluvia se vuelve tormenta. A veces si darnos cuenta lo que era una lluvia incluso agradable se vuelve tormenta, en este punto, debemos tener cuidado con los rayos y el terreno resbaladizo. Aléjate de los árboles para evitar que pueda alcanzarte un rayo, si conoces el terreno ve a un refugio. Si no es posible quédate lejos de los árboles acurrucado y avisa a tus familiares para que vengan a recogerte.
  • Por supuesto, lleva la ropa adecuada.  El chubasquero que elijamos debe tener dos características indispensables: impermeable-adaptable y transpirable, de esta forma, dejará salir el sudor y no entrar el agua.

La frecuencia ideal para caminar

  • ¿Qué es la frecuencia ideal para caminar? Es el número de zancadas en el cuál nuestro cuerpo consigue la economía en los pasos.
  • ¿Cómo se llega a conseguir la frecuencia ideal? Los investigadores han demostrado que cuando realizamos una tarea repetidamente, correr, marcha deportiva o caminar, nuestro cuerpo se adapta a la frecuencia para ser energéticamente eficiente.
  • ¿Siempre utilizaremos la frecuencia ideal? No necesariamente, muchos entrenamientos están basados en cambiar la frecuencia cuando el cuerpo se adapta para conseguir la no eficiencia y, por tanto,  quemar más calorías.
  • ¿Qué músculos intervienen en la alteración de la frecuencia? Cuando cambiamos la frecuencia los músculos que más se ven afectados son los gemelos y tibial anterior. Algo similar ocurre con el cuádriceps y los isquiotibiales, aunque estos sólo aumentan su trabajo si la frecuencia es más alta de la ideal. Si andamos correctamente deberíamos tener conectado el abdomen de forma que los músculos de nuestro torso también trabajen.
  • Si tenemos una carrera al día siguiente, una forma de preparar nuestro cuerpo es salir a caminar pero en nuestra frecuencia ideal, de esta forma, estarán activados y preparados para la carrera. No te olvides de estirar y calentar previamente.
  • ¿Quieres saber cuál es tu frecuencia de zancada ideal? Entrena de forma continua y cuenta tus pasos, el número comenzará a aproximarse y parecerse cada vez más, hasta que se vuelva el mismo siempre. Éste número es el número de zancadas que das en tu frecuencia ideal. Será una referencia para aumentar o disminuir la misma, según nuestros objetivos.

 

 

Consejos para correr en verano. Parte 4

Ya casi podemos oler el verano, el buen tiempo nos invita a salir de los gimnasios y correr al aire libre, pero debemos ser precavidos.

  • Aprovecha los días más calurosos para complementar tu entrenamiento. Los días en los que se hagan difícil o imposible salir a correr, lo mejor que podemos hacer es aprovechar para realizar ejercicios que complementen nuestro entrenamiento, como estirar, calentar o trabajar los abdominales, brazos y piernas con otros ejercicios.
  • Recuerda que la prehidratación es muy importante. “La prehidratación es fundamental en el sentido de poder entrenar al nivel que queremos, pero no debemos perder de vista el recuperarnos una vez finalizado el ejercicio”, señala el entrenador personal Javier Ayúcar. Una forma de saber la cantidad aproximada de líquido que debemos reponer es pesarse antes y después de correr y beber al finalizar en una proporción de un litro por kilo perdido durante el entrenamiento.. “Además hay que tener en cuenta que el exceso de sudor puede provocar la pérdida de sales minerales por lo que es muy recomendable, casi obligatorio, tomar algún tipo de sales minerales y/o bebidas isotónicas”, añade Vicente Úbeda.
  • Mira complementos que puedan serte de utilidad: por ejemplo, una mochila de hidratación puede ser muy interesante pues nos facilita beber y que no se nos olvide. Otro complemento puede ser un pulsometro ayudándonos a verificar si las pulsaciones son las adecuadas.Sobre todo no te olvides de escuchar a tu cuerpo, haces deporte para mejorar tu salud y estado físico, por ello, debemos cuidar de no dañarlo en el proceso, si te encuentras mal aunque el aparato diga que los parámetros son normales, para y evalúa la situación.

¿Cuáles son tus trucos para correr en verano?

Consejos para correr en verano. Parte 3

Ya casi podemos oler el verano, el buen tiempo nos invita a salir de los gimnasios y correr al aire libre, pero debemos ser precavidos.

  • Lleva el material adecuado para este tiempo. Lo más importante es conseguir prendas ligeras y transpirables, de esta forma, no dañará el sudor nuestra piel. Si la ropa nos queda holgada mejor, circulará más el aire evitando que nuestra temperatura suba demasiado.
  • Debes estar alerta a los signos del golpe de calor. Si bien es cierto que es mejor evitar las horas centrales del día reduciendo así el riesgo de padecerlo, si corres con calor debes reconocerlos a tiempo. Los signos que se manifiestan con el golpe del calor son: náuseas, pesadez en la cabeza, dejar de sudar, sentirte mareado o débil. Ante cualquier advertencia de nuestro cuerpo debemos parar la actividad y evaluar nuestro estado.
  • Evalúa las zonas más frescas cercanas a tu residencia. Si vives cerca de una colina o montaña éstas serán zonas más frescas, además si pasa algún río o arroyo por ellas serán ideales para refrescarnos. Si no las zonas residenciales o parques con árboles pueden ser otra gran opción, los aspersores mantienen frescas las zonas de césped.
  • En verano ritmo lento. La temperatura óptima para esta prueba es de 12 ºC, según el Dr. David Martín de la Universidad de Georgia (Estados Unidos). Cada 4 ºC por encima de esa cifra tu marca empeora y exigimos más esfuerzo a nuestro cuerpo. En el verano si queremos batir marcas debemos plantearnos o madrugar mucho o con la noche cerrada o un gimnasio, para evitar daños en nuestra salud.

¿Cuáles son tus trucos para correr en verano?

Consejos para correr en verano. Parte 2

Ya casi podemos oler el verano, el buen tiempo nos invita a salir de los gimnasios y correr al aire libre, pero debemos ser precavidos.

  • Planifica los entrenamientos. Si vas a salir a correr y aún el sol está fuerte, entonces deberemos planificar muy bien el entrenamiento para evitar una insolación, desmayos o excesiva pérdida de líquidos y electrolitos. Esto no debe ignorarse pues puede ocasionarnos daños graves en el organismo o la muerte. Por eso, si no te queda más remedio que salir cuando aún hay sol, (espera lo máximo posible) planifica en tu recorrido que haya fuentes de agua para refrescar tu cuerpo, comprueba que haya tiendas de alimentación por si tu bebida se acaba. Otra alternativa es hacer circuitos cerca de casa de forma que si nos tomamos muy cansados o que nuestra  temperatura ha subido más de lo recomendable podremos ir a casa a refrescarnos y descansar.
  • Lleva gorra de sol. Para evitar una insolación lo mejor sería evitar los momentos más fuertes del sol, pero si no nos fuera posible, lo mejor es llevar una gorra que podamos mojar de vez en cuando.
  • Comprueba índice del calor. Si ves que la temperatura es muy elevada (más de 32º-35º) deberías posponer el entrenamiento o ir a un gimnasio donde la temperatura será más adecuada para hacer deporte.
  • Comprueba el índice de humedad. El aire húmedo reduce la capacidad del cuerpo para refrigerarse mediante el sudor. Por eso, si el índice de humedad es alto, es mejor no salir a correr o al menos realizar un entrenamiento de baja intensidad.

¿Quieres saber más? No te pierdas nuestro artículo de mañana

 

Consejos para correr en verano

Ya casi podemos oler el verano, el buen tiempo nos invita a salir de los gimnasios y correr al aire libre, pero debemos ser precavidos.

  • Si tienes alergia a las flores, plantas, etc. busca en las aplicaciones móviles donde se localizan tus alergenos y cuales son los días o las horas en las que están más activos para así, poder evitarlas.
  • Si tu alergia es a las picaduras de un insecto consulta con tu médico tratamientos previos o si puedes llevar algo encima por si te pican.
  • Tensión baja o poca tolerancia al calor. Esta es una de las razones más comunes por la que los runners rechazan salir a correr en verano. Sin embargo, con las medidas adecuadas podremos seguir con nuestra rutina.
  • Beber: Los médicos y entrenadores profesionales especifican que  hay que ingerir entre medio litro y un litro de líquido por hora de ejercicio, o 90-180 cc de líquido cada 15-20 minutos. Pero no sólo necesitamos líquido, para una correcta hidratación requerimos de electrólitos, puesto que se va a perder sudor con una gran cantidad de sales. Se debe elegir una bebida que contenga 25-50 gramos de carbohidratos, 230-345 miligramos de sodio y 40-100 miligramos de potasio.
  • El sol, es muy importante estar preparado, debemos evitar las horas más intensas del sol, por lo que saldremos a correr o muy pronto por la mañana o muy tarde, al caer el sol. Por otra parte, es muy importante llevar protección solar evitando así que nos quememos la piel.

¿Quieres saber más? No te pierdas el artículo de mañana

Chi Kung: cuerpo y mente

A menudo escribimos sobre la importancia de cuidar y ejercitar nuestro cuerpo; de igual forma, deberíamos hacerlo con la mente para aliviar las tensiones del día a día.

  • ¿Qué es el Chi Kung? Hace referencia a la práctica corporal formada por suaves movimientos físicos, ejercicios respiratorios y concentración mental que surgió en China hace más de 4.000 años con el fin de fortalecer el organismo a nivel físico, mental y espiritual.
  • ¿Qué significa Chi Kung? Chi es la energía vital de todos los elementos de la naturaleza, incluidos los seres humanos. Kung describe el trabajo constante y la habilidad adquirida tras un periodo de tiempo. Chi Kung, por tanto, se traduce por el cultivo y la práctica de la movilización consciente de la energía por el interior del cuerpo.
  • Historia del Chi Kung: Su origen se remonta a hace más de 4000 años pero no será hasta 2000 años después bajo el mandato del emperador amarillo Huang Ti hace aproximadamente 2.000 años, cuando se integra en la medicina tradicional china.
  • ¿Cómo se practica? La esencia del chi kung es la sincronización armónica de los tres procesos vitales: cuerpo, mente (corazón) y respiración. La práctica de esta terapia requiere, a su vez, de tres pasos. El control del cuerpo es la relajación de cada uno de sus músculos, ayudado por los siguientes pasos. El siguiente paso es regular la respiración hasta que consigamos que se realice de forma constante y tranquila. A la hora de practicar este proceso, el chi kung recomienda la utilización de ocho palabras clave: Sosegada, Suave, Profunda, Larga, Continua, Uniforme, Lenta y Delicada. En último lugar, el control de la mente, si logramos controlar la respiración y relajar nuestro cuerpo, la mente nos acompañará, encontrando la paz. La práctica del chi kung o qi gong puede ser tanto estática como en movimiento. En cualquiera de los dos casos, es muy importante estar bien apoyado, es decir que nuestro cuerpo esté en una posición equilibrada y en contacto firme con el suelo.