Los mandamientos del runner

running

1. No te pondrás metas inalcanzables

Correr como cualquier deporte es un proyecto a largo plazo. Lo más importante es seguir un entrenamiento que tenga en cuenta nuestra forma física inicial, lesiones y nuestros objetivos. Entrenar supone que cada parte de nuestro cuerpo debe adaptarse a una nueva forma de vida: nuestro corazón, nuestros pulmones, cada músculo… por ello, no debemos ponernos objetivos que son imposibles de seguir y entender la constancia como el principio básico.

2. No debemos entrenar con lesiones

No nos debemos dejar llevar por la motivación y el ansia de cumplir nuestros objetivos. Si estamos lesionados, debemos consultar a nuestro médico cuales son los pasos para recuperarnos y seguirlos al pie de la letra. Por el contrario, si entrenamos con lesiones sólo las agravaremos y terminaremos perdiendo más entrenamientos que si hubiéramos seguido los consejos iniciales.

3. Entrena con cabeza

No te fíes de cualquier amigo, compañero o vecino que te cuente que en dos días consiguió estar en forma o que tiene un remedio mágico. Ponte en mano de profesionales que te recomienden un plan de entrenamiento tanto para correr como para cualquier deporte y acepta los tiempos.

entrenar

4. No te drogues/dopes

La importancia de hacer deporte o running es conseguir un estilo de vida saludable, que nuestro cuerpo esté en forma y nuestra mete motivada por los éxitos conseguidos. Si te dopas lo único que consigues es estropear tu cuerpo y no conseguirás la satisfacción del logro alcanzado.

5. Alimentación adecuada incluso antes de una carrera

Hay mitos que dicen que si no desayunas antes de una carrera correrás más ligero. No, terminarás desmayándote como sea muy dura por la falta de nutrientes y en gran gasto de energía que supone una carrera. Desayuna lo de siempre, ten en cuenta que sea digestivo para evitar digestiones pesadas y evita probar cosas nuevas antes de una competición, podrían no funcionar bien, el momento para experimentar es cuando no te juegas nada.

6. No te rindas

Evita ponerte excusas para no entrenar, nunca es un buen momento y te llamará más la atención descansar; por ello, entrenar es trabajar cuerpo y mente; la clave es la constancia.

7. Cree en ti.

Si tu mente está motivada tu cuerpo te acompañará. ¡Ánimo y mucha suerte!

¿Acortar la zancada?

Ventajas e inconvenientes de acortar la zancada

La semana pasada hablamos sobre el concepto de frecuencia de paso óptima, ésta se define como el número de pasos por minutos en el que nuestro cuerpo economiza el movimiento y la energía. Si quieres saber más aquí te dejamos el link del artículo.

Universidad de Wisconsin-La Crosse y J. Wellenkotterha ha realizado un estudio  donde llega a la conclusión de que si aumentamos nuestra frecuencia de pasos en un 5% el impacto sobre nuestro pie y las demás articulaciones implicadas de reduce hasta un 0,5%. Como ya hemos comentando en otras ocasiones las lesiones derivadas del entrenamiento suelen ser por ejercicios repetitivos con un impacto, en este caso, articular y muscular. Un porcentaje de 0,5% puede parecer poco decisivo, pero si lo multiplicamos por todas las veces que realizamos el movimiento, desde luego, se vuelve clave para reducir el riesgo de lesión. Asimismo, con el aumento del 5% de la frecuencia también conseguimos reducir el tiempo de contacto con el suelo, por tanto, aumenta nuestra velocidad.

¿Cuáles son los aspectos negativos del aumento de la frecuencia?

Al aumentar la frecuencia nos vemos obligados a reducir la zancada, lo que nos llevaría a ser más rápidos pero menos efectivos.

¿Cuándo es interesante este cambio de frecuencia?

Por una parte, en los entrenamientos los cambios de frecuencia nos ayudan a reducir el riesgo de lesiones repetitivas y a aumentar el gasto energético, por tanto, si nuestro objetivo es reducir el peso, es una buena estrategia. Por otra parte, si estamos recuperándonos de una lesión, siempre con el consejo de nuestro médico y entrenador.

 

Los malos hábitos del runner

Tanto si somos novatos como si ya llevamos unas cuantas carreras a nuestra espalda, debemos cuidarnos de no caer en malos hábitos. Te dejamos algunos de los más comunes. ¿Has realizado algún mal hábito? ¿Cómo te diste cuenta? ¿Cómo lo solucionaste?

  • Diario de entrenamiento: es importante tener un diario o un calendario donde se refleje nuestro plan y podamos anotar las cuestiones relativas a él. Su misión principal es la de analizar si está funcionando o no el plan de entrenamiento. ¿Qué debemos anotar? Los kilómetros recorridos, el tiempo, el ritmo y posibles incidencias o las sensaciones que nos produce entrenar.
  • Monotonía. Si te aburres dejaras de correr o lo harás peor. Por ello, los planes de entrenamiento no deben ser repetitivos en exceso, o quizás se deba a un momento concreto de tu vida; olvídate del plan un par de días y sal a correr por donde más te guste, para despejar la mente y volver a conectar con este deporte. Después deberemos adaptar el plan para que vuelva a motivarnos.
  • Los días de descanso. Si quieres progresar como atleta debes tomarte este aspecto muy en serio, no respetar los días de descanso no nos hará alcanzar nuestro objetivo más rápidamente; por el contrario nos puede provocar lesiones y desmotivar. Los días de descanso sirven para que el cuerpo asimile el ejercicio realzado, se recupere y regenere, volviendo al estado ideal. Deberías dedicar mínimo un día a la semana a descansar, dependiendo del nivel de tus entrenamientos y tu forma física. Cuida tu alimentación e hidratación, factores muy importantes para conseguir una correcta recuperación.
  • Escucha a tu cuerpo. Con el Chi Running lo hemos comentado mucho, es muy importante estar en contacto con nuestro cuerpo y escucharlo activamente, él nos dice si necesitamos un descanso o si nos estamos lesionando.

 

Esta fórmula matemática te ayudará a no desfallecer en un maratón

Desde ayer los periódicos se hacen eco de esta noticia; las matemáticas pueden aplicarse al deporte, entiendo mejor los procesos y pudiendo enmarcar en el contexto científico las estrategias a seguir; aunque la noticia no es de actualidad, pues el estudio lleva vigente desde octubre de 2010; es ahora cuando está en auge su aplicación.

Benjamin Rapoport, investigador de la Universidad de Harvard, obtuvo una fórmula matemática que dice ayudar a no desfallecer durante un maratón. Esta calculadora está diseñada para permitir a los corredores de resistencia determinar los pasos a seguir en cada competición, siendo éstos seguros y personalizados. Los cálculos que se realizan en la calculadora, se basan en el modelo matemático de BI Rapoport, publicado en PLoS Computational Biology en octubre de 2010. Si quieres saber más de los datos que hay detrás de la fórmula ganadora, aquí te dejamos el enlace.

El modelo, publicado en la revista ‘PLoS Computational Biology’, utiliza diferentes variables: la capacidad aeróbica del corredor, el tiempo que se marca como objetivo para terminar el maratón, el peso, la edad y la frecuencia cardíaca en reposo.

Los resultados estiman, en varios escenarios, qué velocidad debe llevar para poder aguantar hasta el final y cuántos carbohidratos debe consumir. Esta será una guía que nos orientará en nuestra estrategia, pero como decíamos en nuestros artículos sobre el Chi Running, es necesario escuchar al cuerpo en cada momento. Las variables de nuestro organismo o medioambientales pueden cambiar el día de la competición y por tanto, debemos adaptar nuestra estrategia. Siempre hay que competir desde el punto de vista responsable con nuestro cuerpo y nuestra salud.

 

Música para correr

¿Cuáles son los beneficios de la música en el running?

Hace más de una década que se sabe que la música influye en la motivación y el rendimiento de un atleta en la carrera. Tanto es así, que en el año 2007 se prohibió correr con música en el Maratón de Nueva York, pero incluso los corredores más expertos se revelaron e incumplieron la norma aún exponiéndose a una posible descalificación, con tal de conseguir los beneficios que ésta aportaba a sus marcas.

C. Karageorghis, psicólogo deportivo, ha investigado durante toda su carrera profesional  la relación intrínseca entre la música y el deporte, Las conclusiones del investigador apuntan a que la música puede incrementar el rendimiento en un deportista en un 15%, algo que en algunos lugares han denominado ya como doping mental.

Haile Gebrselassie,es reconocido no solo por sus múltiples éxitos, si no por competir siempre con la canción Scatman. Según el atleta esta canción se adaptaba perfectamente al ritmo de su zancada, por tanto, le ayudaba a mantener el ritmo y conseguir sus éxitos. De hecho llegó a pedir a los responsables de megafonía de los estadios que pincharan esta canción en mitad de sus carreras de 10.000 metros.

¿Quieres conocer los 5 beneficios de la música en la carrera? No te pierdas nuestro próximo artículo.

Estiramientos después de correr

Los estiramientos después de correr son básicos para evitar lesiones en nuestros músculos. No solo vamos estirar los músculos de las piernas, si no todos aquellos implicados en el ejercicio.

  • Gemelos: busca un escalón o un bordillo, apoya la parte anterior del pie, con las rodillas estiradas, deja caer el talón. Ahora repetimos el estiramiento pero con las rodillas un poco flexionadas.
  • Tibiales y peroneos. partimos de una posición inicial de pie, ahora cruzamos una pierna por detrás de la otra, con el pie en punta. Ahora nos flexionamos para tocar con las manos en el suelo.
  • Isquiotibiales. Sube el pie a un lugar alto, por ejemplo, la parte alta de un banco (asegúrate de no manchar) con ambas piernas estiradas y el cuerpo erguido, intentaremos tocar el pie con ambas manos.
  • Cuádriceps. De pie con algún apoyo, un banco, un árbol o una columna, llevamos el talón a los glúteos presionado con la mano.
  • Glúteos. Tumbados en el césped,  partimos de una posición inicial donde la espalda  se encuentra pegada al suelo, las rodillas flexionadas y la planta de los pies en el suelo. Cruzamos una pierna sobre el muslo de la otra y, agarrando la pierna de abajo con las manos las acercamos al pecho.
  • La postura de yoga, la cobra. Tumbados con el vientre pegado al suelo y las manos apoyadas a la altura de los hombros, nos empujamos hacia arriba hasta llegar a la altura del obligo.

¿Qué ejercicios realizas para estirar y relajarte?

Chi Running. Parte 3

Chi Running, una nueva tendencia

La mezcla entre Tai chi y running: tomar consciencia del cuerpo

“Se basa en reaprender a correr como hacíamos cuando éramos pequeños: usando la inclinación para propulsarnos hacia delante. Con el paso del tiempo nos movemos menos, vamos adquiriendo malas posturas, cambiamos nuestros hábitos… Y esta técnica corrige todo eso”, asegura Rafael Izquierdo.

  • Beneficios del Chi running 
  1. Se mejora la postura, el cuerpo se alinea, de forma que los pies y los brazos se mueven de forma eficiente.
  2. Se colabora con la tierra y la gravedad, utilizando a ésta última para impulsarnos.
  3. Al igual que en las disciplinas del pilates o el yoga, se utiliza la respiración y la fuerza del abdomen para movernos. Nos movemos desde el centro energético y no solo utilizando las piernas.
  4. Los beneficios psicológicos son notables, pues reconectamos nuestra mente con nuestro cuerpo, siendo más conscientes de éste.
  5. Por otra parte, el cambio de mentalidad del deporte como sacrificio, al deporte como momento de paz y reconexión con uno mismo, hace que sea más apetecible practicarlo y por tanto, sea más fácil cumplir con una rutina beneficiosa para la salud.
  6. Nos ayuda a prevenir lesiones, al correr de forma responsable y consciente de nuestro cuerpo, las articulaciones ya no sufren como antes.

Son múltiples los beneficios, pero debemos adaptarnos a una nueva visión y puesta en práctica de nuestro deporte, pero verás que con un poco de fuerza de voluntad interiorizarás estos consejos tan beneficiosos.

Mañana te contamos cómo practicarlo.

 

 

5 consejos para mejorar tu técnica en running

Con una buena técnica para correr evitamos lesiones y pérdida de energía; es por ello que, cuando nos iniciamos a este deporte, lo primero en lo que insisten los entrenadores personales es en la necesidad de aprender a correr.

  • En primer lugar, la postura; mira hacia adelante y alinea todo tu cuerpo con los pies. Un ejercicio que te puede ayuda es imaginar que tu cabeza está sostenida por una cuerda; así pues debemos mantener la barbilla alta y la vista al frente. No debemos mirar al suelo para no cargar las cervicales.
  • Los hombros deben estar relajados y abajo, de esta forma, liberamos la tensión en la zona alta de la espalda y nos ayuda a mantener una postura adecuada de la espalda.
  • Los brazos los balanceamos hacia el pecho y la cadera, al estar en movimiento nos ayuda a avanzar, además los ejercitamos también haciendo este deporte más completo. Las manos deben estar relajadas, ayuda al movimiento y evita que cansemos esos músculos, centrando nuestra concentración en correr-

  • La pisada es una de las técnicas más complicadas. En primer lugar, debemos insistir en qué un médico analice nuestra pisada para poder corregir los defectos con plantillas. Posteriormente, debemos practicar la pisada para interiorizar la técnica. No debemos centrar la pisada en los dedos de los pies, de esta forma, sobrecargaremos los gemelos; por otra parte, si lo hacemos en los talones sufre nuestro cuerpo entero pues nos obliga a adoptar posturas incorrectas. La pisada debe centrarse en el antepié, seguida de una ligera flexión de rodilla, reduciendo el impacto en nuestras articulaciones.
  • El cuerpo debe estar alineado hacia el final de la zancada, tu pie debe estar en línea con el suelo, detrás de la rodilla, que a su vez, tiene que estar debajo de la cadera. Para adoptar esta postura deberemos inclinarnos un poco hacia adelante. De esta forma, el movimiento será más efectivo y evitamos el sufrimiento articular y muscular.

Running y Semana Santa

Parece mentira que ya llevemos cuatro meses de 2017, pero poco a poco el tiempo pasa. Llega la Semana Santa y con ella, las torrijas, las cañas, las reuniones, los amigos y las vacaciones. ¿Qué hacemos con el running?

  • No te obsesiones. Si eres de los que tienen pocas vacaciones al año, úsalas para recuperarte y hacer caso a tu familia y amigos.
  • Si te ves con fuerzas para entrenar un poco, lo mejor es hacerlo en compañía, puedes quedar con amigos o con tu pareja para correr una horita por una ruta bonita de la ciudad en la que estés.

  • A no ser qué tu médico específicamente te lo haya prohibido, puede caer una torrija, disfrútala.  Si somos demasiado estrictos terminaremos dejando el entrenamiento.
  • Si estás en una ciudad nueva de viaje, una mañana de running cómo forma de turismo puede ser muy divertida. Puedes planificarla o improvisar un poco, lo importante es que corramos de forma segura y con las zapatillas adecuadas.

  • Cuidado esta Semana Santa que está haciendo calor, evita las horas centrales del día. Por otra parte, como quizás comamos un poco en exceso, asegúrate de hacer bien la digestión antes de salir a correr.

¿Preparados? Pues felices vacaciones y feliz Semana Santa

10 Claves para mantener la motivación en el running. Parte 4

Cuando llevamos mucho tiempo corriendo la monotonía nos puede invadir generando una falta de motivación. También puede ocurrir que nos estemos iniciando, este momento es clave, porque necesita mucha motivación para entrenar pues aún no vemos los resultados positivos pero si las agujetas. Te contamos algunos trucos para mantener la motivación cuando corremos.

  • Analiza los errores de forma constructiva

Evitando un auto reproche o un análisis poco saludable; localizar los errores que comentemos son una gran oportunidad para mejorar. Enfocado de esta manera de ayudará a aceptar que los errores son parte del aprendizaje y nos ayudan a progresar cada día. El objetivo es ser mejor, pero pasa por entender los errores como parte de este proceso.

  • Diviértete haciendo lo que más te gusta: correr

En la mayor parte de los casos corremos para estar en forma y saludables. Por ello, la diversión es un punto clave, ayudamos a la mente a liberarse del estrés del día a día, de forma que con un poco de ejercicio reconfortamos mente y cuerpo. Si no te estás divirtiendo es porque estamos obsesionándonos con mejorar y entrenar; cuidado con llegar a este punto, pues terminaremos por dejar de correr o por asumir comportamientos poco adecuados para nuestra salud (como forzar demasiado nuestro cuerpo, correr estando enfermos o de mayor intensidad de la recomendada). Para no perder el norte, recuerda tus inicios, por qué empezaste a correr, qué es lo que te gusta de este deporte, cuál es la diversión que veías en ello y que ésta siempre sea tu esencia.

¿Nos vamos a correr?