Los mejores consejos para correr con frío y hacer running en invierno

Ahora que cambia el tiempo, te traemos algunas recomendaciones para que te adaptes a las nuevas condiciones y no dejes de correr con frío. Además, debes saber que hacer running a bajas temperaturas tiene algunas ventajas, como quemar más calorías, mejorar el sistema inmune y el rendimiento. Anímate a continuar con tu entrenamiento habitual a pesar de las condiciones climatológicas. Puedes hacer running siempre que quieras si vas preparado para cada ocasión. ¿Te apuntas?

Es importante tener en mente algunas recomendaciones previas a salir a correr con frío, como calentar antes del running durante más tiempo, proteger nuestra garganta, cara y manos o vestirnos por capas, con tejidos transpirables y utilizar ropa para correr en invierno. Utilizar las prendas adecuadas nos ayudará a protegernos de las adversidades meteorológicas y también evitará que suframos caídas o golpes si el suelo está mojado o helado. En este sentido, también pueden resultarte muy útiles estos consejos para correr con lluvia.

Si hacemos series, será necesario practicarlas con recuperaciones activas para no enfriarnos, sobre todo si hace viento. Además, aprovechémonos de un aliado natural: el sol, y salgamos a correr cuando esté fuera.

Nuestra alimentación también tendrá que adaptarse porque hay que compensar las calorías que se gastan de más al correr con frío. Por eso, será necesario aumentar el consumo de carbohidratos y proteínas.

Salir a correr en invierno

En cuanto a los riesgos, no sólo hay que tener en cuenta las bajas temperaturas, sino también el viento y la humedad. Es importante aprender a reconocer las señales de hipotermia e irse directamente a casa si aparecen. Los primeros síntomas son: los músculos de las manos y pies no responden bien, escalofríos, piel de gallina, aumento del gasto calórico por los temblores y aumento de la frecuencia respiratoria y cardíaca. Aunque nuestro cuerpo está preparado para aguantar bajas temperaturas, algunos corredores son especialmente sensibles al frío y pueden sufrir bronco-espasmos. Si te cuesta respirar o toses mucho, te recomendamos que te tapes el cuello y la boca y respires por la nariz. Igualmente, estas recomendaciones para respirar bien al correr con frío te pueden resultar muy útiles.

Aunque en España es difícil que ocurra, en climas extremos es posible que tanto el sudor como la humedad de la respiración puedan congelarse. Eso no significa que debas hidratarte menos, sino que debes tomar mucha agua para que tu metabolismo logre eliminarla y puedas sudar.

En definitiva, salir a correr con frío es tan sencillo como hacerlo durante el resto del año. Sólo debes conocer los riesgos y seguir estas sencillas recomendaciones que te hacemos desde AXPE Consulting. Así podrás darle continuidad a tu entrenamiento habitual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s