Los mandamientos del runner

running

1. No te pondrás metas inalcanzables

Correr como cualquier deporte es un proyecto a largo plazo. Lo más importante es seguir un entrenamiento que tenga en cuenta nuestra forma física inicial, lesiones y nuestros objetivos. Entrenar supone que cada parte de nuestro cuerpo debe adaptarse a una nueva forma de vida: nuestro corazón, nuestros pulmones, cada músculo… por ello, no debemos ponernos objetivos que son imposibles de seguir y entender la constancia como el principio básico.

2. No debemos entrenar con lesiones

No nos debemos dejar llevar por la motivación y el ansia de cumplir nuestros objetivos. Si estamos lesionados, debemos consultar a nuestro médico cuales son los pasos para recuperarnos y seguirlos al pie de la letra. Por el contrario, si entrenamos con lesiones sólo las agravaremos y terminaremos perdiendo más entrenamientos que si hubiéramos seguido los consejos iniciales.

3. Entrena con cabeza

No te fíes de cualquier amigo, compañero o vecino que te cuente que en dos días consiguió estar en forma o que tiene un remedio mágico. Ponte en mano de profesionales que te recomienden un plan de entrenamiento tanto para correr como para cualquier deporte y acepta los tiempos.

entrenar

4. No te drogues/dopes

La importancia de hacer deporte o running es conseguir un estilo de vida saludable, que nuestro cuerpo esté en forma y nuestra mete motivada por los éxitos conseguidos. Si te dopas lo único que consigues es estropear tu cuerpo y no conseguirás la satisfacción del logro alcanzado.

5. Alimentación adecuada incluso antes de una carrera

Hay mitos que dicen que si no desayunas antes de una carrera correrás más ligero. No, terminarás desmayándote como sea muy dura por la falta de nutrientes y en gran gasto de energía que supone una carrera. Desayuna lo de siempre, ten en cuenta que sea digestivo para evitar digestiones pesadas y evita probar cosas nuevas antes de una competición, podrían no funcionar bien, el momento para experimentar es cuando no te juegas nada.

6. No te rindas

Evita ponerte excusas para no entrenar, nunca es un buen momento y te llamará más la atención descansar; por ello, entrenar es trabajar cuerpo y mente; la clave es la constancia.

7. Cree en ti.

Si tu mente está motivada tu cuerpo te acompañará. ¡Ánimo y mucha suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s