Barefoot: La nueva tendencia a correr descalzos

El ser humano no fue diseñado para correr con amortiguación, aunque las zapatillas de hoy en día digan lo contrario. El hombre ha vivido, andado y corrido (que no se olvide) sin ningún tipo de protección en los pies. La introducción de estos elementos han hecho de nuestro cuerpo un ser vago, o al menos eso es lo que dicen unos cuantos expertos. Porque por ese motivo, somos capaces ahora de soportar mayores impactos, lo que hace que se nos haya olvidado la forma más eficiente de correr.

barefoot

Como se puede observar en la imagen, las zapatillas han hecho que retrasemos nuestra posición a la hora de pegar las zancadas. La pisada, y su recepción, la hacemos en una posición antinatural para nuestro cuerpo. Es decir, las deportivas nos están forzando a entrar con el talón, e independientemente de que las zapatillas tengan amortiguación, sufrimos constantes impactos, sobre todo, en las rodillas, que pueden ser perjudiciales a medio y largo plazo.

El Barefoot – o correr descalzos – lo que hace es desplazar nuestro centro de gravedad al correr (lo que viene siendo correr más adelantados), permitiendo al pie trabajar de una forma mucho más relajada y con un aterrizaje gradual e instintivo. En este enlace tenéis un estudio realizado por la Universidad de Harvard en el que demuestra que los corredores que usan zapatillas descargan en cada pisada más energía de golpe que los que van descalzos, los cuales controlan más gradualmente dicho impacto.

Otro efecto negativo de correr con zapatillas es que alteran el ángulo natural de apoyo del pie. Descalzos, ese ángulo es 0, pero al revés, estamos más inclinados, que a la larga se traduce en lesiones en las rodillas y la cadera. Además, sin ayudas externas, obligamos a los músculos de los pies y las piernas a que trabajen para absorber el impacto de la pisada. Esto significa que el tren inferior de nuestro cuerpo trabaja más y el ejercicio es más completo. Y gracias a eso, el tren inferior se va a fortalecer en su conjunto, y se va a hacer más resistente a lesiones y dolores varios.

Pero, como todo, tiene sus desventajas también. No todo van a ser buenas palabras hacia el Barefoot:

– La primera contra es que correr descalzos es igual a perder la protección que nos ofrecen las zapatillas con respecto a las piedras, o pequeñas cosas que nos pueden cortar. Hay terrenos donde no podemos poner en práctica esta nueva técnica.
– El tendón de Aquiles puede sufrir.
– Las ampollas florecen. La piel de pie es débil, ya que no está bien curtida al haber estado protegida. Prepárate para ellas cuando empieces.
– Sobrecargas en los gemelos.
– Si te importa lo que digan las personas, mejor corre de noche porque te van a mirar raro…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s