10 consejos para recuperarse después de un entrenamiento

10 consejos recuperarse después de un entrenamiento

Después de una dura jornada de entrenamiento, debemos saber cómo recuperarnos. Por ello, existen múltiples técnicas que nos ayudan a relajar los músculos. A continuación ponemos las 10 más importantes y que todo experto recomienda. 

10 consejos para recuperarse después de un entrenamiento

– Beber líquidos: Cuando hacemos ejercicio, perdemos una gran cantidad de líquidos que debemos reemplazar. El agua es vital para el proceso metabólico y el transporte de nutrientes, así que es crucial estar bien hidratado. Los atletas de resistencia son los grandes perjudicados al perder una gran cantidad de líquido; por eso, para ellos es todavía más determinante que se hidraten.

–  Comer: Al igual que pasa con los líquidos, es necesario que recuperemos la energía que hemos perdido para que nuestro cuerpo sea capaz de reparar los tejidos musculares y recuperar la fuerza. Debemos tener este punto en cuenta sobre todo si realizamos diariamente un entrenamiento o estamos practicando un entrenamiento de musculación. Para ello, vamos a comer cosas ricas en proteínas y carbohidratos en los siguientes 60 minutos a la finalización de los ejercicios.

– Estirar: Ya hemos explicado en entradas anteriores cómo debemos estirar correctamente. Recomendamos que visiten la sección “estiramientos” dentro del apartado “entrenamiento”.

– Descansar: El tiempo lo cura todo, como diría aquel. Y es que no falta razón, pues el tiempo es un gran aliado para la recuperación completa del cuerpo. Descansar después de un entrenamiento nos devuelve la fuerza naturalmente. Es lógico que no debe ser la única manera de recuperación que debe ser hecha, pero sí es la más simple de hacer y la que no debería faltar.

– Recuperación activa: Hay ejercicios que pueden relajar el cuerpo después de realizar una actividad física. Por ejemplo, si hemos estado corriendo, debemos bajar el ritmo a trote hasta que estemos caminando, para luego ya detenernos. Lo mismo a si estamos con la bicicleta. Iremos disminuyendo progresivamente los pedaleos hasta que nos paremos.

– Masajes: Los masajes son una gran opción, pues mejoran la circulación de la distribución de nutrientes, a la vez que nos relajamos.

– Baño de hielos: Seguro que lo hemos visto en algún reportaje sobre deportistas. El baño de hilo reduce el dolor muscular y previene lesiones. Ayuda a los músculos, tendones, huesos, nervios y muchas otras partes de nuestro cuerpo a recuperarse después de una gran carga de ejercicios.

– Dormir: Quizá sea la favorita de gran parte de la gente. Dormir puede ser una excelente técnica de recuperación porque, durante esta actividad, es cuando se produce la hormona de crecimiento, que es la que se encarga, como su propio nombre dice, del crecimiento y la reparación de los tejidos. Ya sabes, dormir es esencial, sobre todo si haces ejercicio.

– Sobreentrenamiento: Ya lo hemos hablado con anterioridad. Todo lo que lleve la palabra “exceso” es malo, así que no intentes hacer más de lo que la rutina te dice. Conseguirás todo lo contrario a mejorar.

– Meditar: Suena a tontería o a típico bulo de internet, pero la meditación nos permite controlarnos, reduciendo de esta forma la ansiedad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s