El agua, un básico en tu rutina deportiva

drinking-87155_1280

Practicar ejercicio es mucho más que calzarse las zapatillas deportivas y salir a correr. Es importante ejecutar correctamente los movimientos para que no se produzcan lesiones, evitar las agujetas estirando al terminar, llevar una equipación adecuada… Todos hemos aprendido estas lecciones y las llevamos a cabo en nuestra rutina diaria.

Sin embargo, no todo es cuidarse por fuera. También es importante mantenernos por dentro para que el ejercicio sea más eficaz y, sobre todo, más sano.  El cuerpo es como un coche, necesita gasolina para funcionar, y si es de buena calidad, mejor. Tan necesario es estar bien alimentado para obtener energía, como hidratarse de una manera correcta.

El agua es básica para la vida. Podemos pasar 5 semanas sin alimentarnos, pero apenas 5 días sin agua. Cumple unas funciones sin las cuales no podríamos mantenernos. Nuestro cuerpo está formado por un 60% de agua, y algunas partes llegan al 75 y al 80 por ciento de su composición, como el cerebro, los músculos o los riñones. Además, ayuda a regular la temperatura corporal y a transportar nutrientes, mantiene la presión sanguínea y nos aporta minerales.

DEPORTE Y AGUA: BENEFICIOS

El cuerpo pierde más de dos litros de agua al día sólo en realizar sus funciones excretoras, llegando a los tres litros si hace calor y el ejercicio está siendo fuerte. Por lo tanto, si no reponemos mínimo dos litros y medio de agua por jornada estaremos en riesgo de deshidratación, la culpable de que aparezcan calambres, dolores de cabeza, debilidad…

La función termorreguladora del agua es probablemente la más importante a tener en cuenta. Un golpe de calor, en ocasiones graves,  puede provocar la pérdida de conocimiento, un colapso respiratorio e incluso el fallecimiento. Por ello, es recomendable ingerir líquidos o alimentos que contengan mucha agua antes, durante y después de realizar la actividad física, sobre todo si hace calor.

Otro de los aspectos interesantes del agua es su función tonificadora. Además de dar elasticidad a tu piel y hacer que tus músculos estén más firmes, ayuda a eliminar la grasa. Esto lo hace convirtiendo tus reservas adiposas en energía que será consumida durante el ejercicio. Estarás más activo y perderás peso con mayor facilidad.

Así que no lo olvides, un buen deportista tiene que tener como prioridad su hidratación. Rendirás más, estarás más en forma y, sobre todo, cuidarás tu salud.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s