Remedios para las agujetas

Nuestras viejas amigas. Las has sentido antes y, si estás haciendo las cosas bien, las sentirás de nuevo. Ya sabes que en el entrenamiento no se gana sin dolor. Partiendo de la base de que no es dolor real, como en la rotura del ligamentos por ejemplo, el dolor que se produce después de un duro entrenamiento es algo bueno en cierto sentido.

woman stretching hamstring leg muscles during outdoor running workout.

Es una indicación de que un músculo está en proceso de repararse a sí mismo para conseguir un estado más fuerte que el que poseía  antes de haber sido entrenado. Por supuesto, un poco de dolor no va a interferir con tus actividades del día a día pero sí es molesto.

Lo que se siente entre 12-48 horas después de un entrenamiento es a lo que los especialistas se refieren como dolor muscular de aparición tardía (DMAT) o también dolor muscular postesfuerzo de aparición tardía (DOMPAT). Es el resultado de roturas microscópicas en los tejidos musculares, que es lo ocurre cuando entrenas. El dolor es la manera del cuerpo de señalizar que los trabajos de reparación que están teniendo lugar y que será mejor que dejarlo estar por unos días. Tu cuerpo es inteligente y siempre te hace saber cuándo es el momento de volver a la actividad, haciendo desaparecer el dolor. No existe un tratamiento probado  para las agujetas, pero hay varios pasos que puedes tomar para ayudar a minimizar su gravedad:

Ibuprofeno: en dosis bajas, los de analgésicos de venta libre, y el ibuprofeno del que en concreto se ha demostrado que disminuye el dolor muscular, te ayudará en los casos graves de agujetas.
Estiramiento lento y moderado: Cuando los músculos están en modo de recuperación tienden a endurecerse, lo que agrava el dolor. Lleva a cabo un estiramiento  suave de la zona que aliviará esa sensación de opresión y disminuirá el dolor.
Masaje suave: El masaje de un músculo dolorido puede ayudar a reducir la tirantez mientras promueve el flujo de sangre, que a su vez ayuda a acelerar la recuperación, lo que acorta la duración de las agujetas.
Baño caliente: Al igual que con el masaje, el agua caliente ayuda a aflojar los músculos tensos y mejorar la circulación. Una mejor circulación de la sangre significa más oxígeno y nutrientes que van al rescate de los músculos doloridos.
Tratamiento frío/calor: Aplicar una bolsa de hielo durante 15 minutos, seguido de una fuente de calor durante otros 15, y viceversa. Los estudios han demostrado que alternar agua fría con agua caliente es altamente eficaz en para la circulación y la recuperación del músculo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s