¿Running con perros? Algunos consejos

canicross_41

¿Puede haber algo mejor que practicar nuestro deporte favorito acompañados de nuestro mejor amigo?. Correr con nuestra mascota puede reportarnos beneficios a ambos, pero es importante tener en cuenta una serie de consejos para evitar que el animal lo pase mal.

  1. No salgas a correr con un cachorro. El ejercicio excesivo puede dañar las articulaciones de un cachorro, y aunque parezca que cuando son cachorros están llenos de energía, también es un hecho que todavía no están 100% formados. Espera a que ya sean adultos.
  2. Ten en cuenta la raza de tus perros. En principio cualquier perro puede acompañarnos a hacer running (hablamos siempre de running a nivel amateur, nada de jornadas de varias decenas de kilómetros), pero al igual que hay razas que lo toleran perfectamente, como los perros de pastoreo o los de caza, también hay razas que pueden presentar problemas respiratorios (generalmente aquellas que tienen el morro muy corto, como los Carlinos o los Bulldog) y con los que hay que tener mucho más cuidado.
    Hay una web llamada dogbreedinfo.org donde encontrarás una lista de cuáles son las mejores razas para salir a correr.
  3. Evita correr al sol. Los perros no transpiran al igual que los humanos, sus únicas glándulas sudoríparas están en las almohadillas de las patas y como podrás imaginar su efecto es mínimo. Si corres muchos kilómetros a pleno sol con tu mascota, corren un gran riesgo de sufrir un golpe de calor.
  4. Visita al veterinario antes de empezar a hacer ejercicio con tu mascota. Este es probablemente el consejo esencial. Es importante que tu perro pase primero por una revisión general para valorar su estado de salud.
  5. Utiliza una correa especial. No sirve la misma que usas para sacarlo de paseo. Es necesario que utilices un arnés ergonómico que no limite sus movimientos (no uses nunca collar) y con una correa flexible de no más de dos metros. El agarre a nuestro cuerpo debería ser a nuestro cinturón. Debe ser de este tipo.
  6. Precisamente por lo que comentábamos de que los perros no transpiran como los humanos, es importante que lleves siempre contigo una botella de agua de la que él pueda beber. No obstante, debes esperar a que el perro se tranquilice para darle agua o cualquier alimento, ya que si está muy ansioso y bebe en exceso, pueden desarrollar una dilatación estomacal (a la que de por sí las razas grandes están más predispuestas) esto podría provocar un shock hipovolémico y que el can fallezca.
  7. Ten en cuenta que aunque no es imprescindible, sí es recomendable que evites el asfalto o la tierra excesivamente dura. Pueden dañar sus almohadillas y provocar lesiones. Un truco: Después de la carrera lava sus almohadillas con un trapo mojado en agua tibia y jabón, así evitaremos que la suciedad penetre entre sus dedos y cause irritación o infecciones.
  8. Entrena de forma gradual. ¿Tú fuiste capaz de correr 10 kilómetros en tu primer día de running?, pues tu perro tampoco debería hacerlo, es necesario que su cuerpo se vaya adaptando. Además es beneficioso para sus almohadillas, que se irán endureciendo poco a poco.
  9. Controla su alimentación. No des de comer al perro durante una hora antes y una hora después. Podrías provocarle problemas gástricos o retención.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s