Entrenar en casa

Hay muchas personas que por una razón u otra deciden entrenar entrenar en casa. En este artículo vamos a ver las ventajas y desventajas que supone ejercitarnos en nuestro propio hogar.

VENTAJAS

Ahorro de tiempo y dinero. La primera ventaja que podemos sacar de ejercitarnos en casa es que vamos a ahorrar en dos aspectos muy valiosos, tiempo y dinero. Al quedarnos en casa nos ahorramos el tiempo que dedicaríamos a trasladarnos al lugar de entrenamiento, ya sea gimnasio, pista de atletismo, parque, etc. Con algo de material te puedes montar el gimnasio en casa, no tendrás brillantes y pesadas máquinas pero podemos hacer uso de utensilios del hogar para ejercitarnos, el dinero que ahorres de la inscripción mensual del gimnasio lo puedes destinar a mejorar tu propio equipamiento.

Intimidad. Esta segunda ventaja hace referencia a nuestro propio ego. En el gimnasio suele ocurrir que por aparentar decidamos coger mayor peso del óptimo para nosotros, ya sabes hay más gente y hay que quedar bien. Ejercitándonos en casa nos podemos olvidar del qué dirán e incluso tener que aguantar al pesado de turno o tener que entablar en conversaciones absurdas con el típico que se aburre en el gimnasio. Nuestra música, nuestros propios pensamientos y ejercitarnos tranquilos es una de las grandes bazas de hacer ejercicio en casa.

DESVENTAJAS

Material. Es una clara desventaja de trabajar en casa, a no ser que tengamos mucho espacio y dinero no podremos trabajar en buenas máquinas como las que podríamos encontrar en el gimnasio. Por eso dependiendo de como sea nuestro plan de entrenamiento nuestro hogar se puede quedar muy corto en cuanto a funcionalidades. Una máquina multifunción no ocupa mucho espacio y puede cumplir con un mínimo de ejercicios, pero si estamos con un plan avanzado de pesas no será suficiente ni aconsejable.

Determinación. Si entrenamos en casa podemos llegar a aburrirnos si no tenemos suficiente determinación. Además nuestro hogar no ayuda pues está lleno de distracciones que pueden hacer que la vagueza aflore y no realicemos los ejercicios como debemos. Para evitar esto es mejor acudir al gimnasio, ya que el hecho de desplazarnos y estar en un ambiente de trabajo físico nos animará a ser consistentes y esforzarnos en los ejercicios que practiquemos.

Experiencia. Si nunca hemos entrenado hacerlo por primera vez en casa va a ser un fracaso absoluto pues no tendremos a nadie para que nos guíe. Si acudimos al gimnasio siempre encontramos monitores que se dedican a aconsejar a los usuarios del mismo de los distintos ejercicios que se pueden realizar en cuanto a las partes del cuerpo que se quieren trabajar e incluso pueden hacernos una tabla de ejercicios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s